Miles de jóvenes exigen medidas para que en 2050 no se muera el planeta

Miriam Rodríguez Fernández

Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Dinamarca, Francia, Alemania, Grecia, India, Irak, Irlanda, Italia, Letonia, Luxemburgo, Macedonia, México, Nueva Zelanda, Pakistán, Filipinas, Portugal, Suiza, Serbia, España, Turquía, Hungría, USA, Uganda y Reino Unido son algunos de los países donde el movimiento #FridaysForFuture está presente en los diversos centros educativos.

Como consecuencia de la falta de actuación por parte de los políticos de todo el mundo, así como la ausencia de medidas medioambientales en las grandes empresas y la falta de inversión económica a favor del medio ambiente, han provocado que este mes de septiembre se haya convocado a nivel internacional manifestaciones para concienciar y presionar socialmente la necesidad de estas medidas frente al estado de emergencia climática que se ha declarado. Este estado visibiliza el incremento de emisiones de carbono que se han dado en los últimos años, viendo necesario reducir estas emisiones a cero antes de 2050.

En Burgos se ha convocado la semana global por el clima del 20-27 de septiembre, donde los jóvenes han llenado las calles en esta convocatoria liderando las marchas, actividades y sentadas bajo el lema “Por el clima”, mostrando la situación en los océanos, la tierra y la negativa del ayuntamiento de burgos a comprender esta situación. Más 1000 personas han acudido a la manifestación para apoyar esta lucha contra el cambio climático, que ha tenido lugar el 27 de septiembre a las 18:30 en la Plaza del Cid.

“Los ciudadanos os pedimos un cambio. Escucharnos y aceptar el problema no solo frente a las elecciones, sino frente a la necesidad de unas medidas. No queremos palabras vacías”, María Gómez Ochoa activista #FridaysForFutureBurgos

El movimiento estudiantil internacional #FridaysForFuture surge en agosto de 2018 tras las protestas realizadas por la joven activista medioambiental Greta Thunberg de 15 años, frente al Parlamento Sueco para exigir medidas climáticas más duras. Este movimiento se centra en concienciar a los jóvenes de que ellos son los únicos que pueden cambiar la situación que está viviendo el planeta y exigir una respuesta frente el calentamiento global y cambio climático.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos y noticias relacionadas

Los hombres no son islas

«Los hombres no son islas» es el nuevo ensayo de Nuccio Ordine. En él, el profesor italiano refelxiona sobre la educación y la humanidad mediante fragmentos de grandes clásicos de la literatura universal.

El CAUBU reivindica un modelo justo de graduaciones

Una de las razones de la existencia de este medio es la de reivindicar las causas que creemos justas para los estudiantes y jóvenes de la ciudad. En este caso, el máximo órgano de representación estudiantil, CAUBU, reivindica a través de las palabras de Gemma Moradillo, un modelo justo de graduaciones después de los cambios efectuados por la Universidad de Burgos en verano. Os dejamos con la explicación que nos ofrecen:

Al compás de las pisadas contra el asfalto

Haruki Murakami es uno de los autores japones más conocidos del panorama literario. Mi padre fue quien me lo descubrió cuando yo era bastante pequeña, enseñándome su maravillosa 1Q84. A principios del año pasado descubrí que el autor tenía un libro llamado De qué hablo cuando hablo de escribir, que me maravilló y me enseñó a partes igual. Este año, imitando el mismo estilo para el título –aunque el libro lo escribió antes– he leído De qué hablo cuando hablo de correr. Y sí, es otra maravilla.

De viaje soñado a pesadilla

El sueño de Virginia era ir a Disneyland pero todo se vio truncado cuando, en el Aeropuerto de París, su silla eléctrica no apareció.