Ser de las mejores aficiones ACB tiene precio

Beatriz López Rojo

El último partido del San Pablo Inmobiliaria de baloncesto contra el Real Madrid en el Wizink Center (Madrid) el pasado domingo 28 de octubre, tuvo cierta polémica que afectó negativamente a la afición del equipo burgalés. Además de la derrota del equipo de Diego Epifanio en tierras madrileñas, los fieles seguidores se encontraron con una notable subida del precio de las entradas para poder disfrutar del encuentro.

El motivo, no era otro que ganar dinero a costa de los aficionados burgaleses, que se desplazaron a Madrid con la única intención de animar a su equipo y poder conseguir la victoria frente el equipo blanco para subir de posición en la tabla de clasificaciones. Cuando normalmente las entradas en el Wizink Center con el resto de equipos se sitúan entre 15 y 20 euros, el encuentro con el San Pablo colocó los precios a 25 euros las entradas más baratas.

¿La razón? El año pasado fueron 1.000 los burgaleses que disfrutaron del partido en la capital española, siendo de las aficiones, por no decir la afición más multitudinaria que acude al estadio del Real Madrid y gracias a la cual el equipo blanco aumentó sus ingresos. A pesar de eso, el equipo madrileño este año solamente ofertó 200 entradas para los aficionados del San Pablo.

Llevamos años luchando contra la antideportividad de las aficiones, pero cuando una lo hace bien y se la da el reconocimiento que se merece, se lo pagan así.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos y noticias relacionadas

Los hombres no son islas

«Los hombres no son islas» es el nuevo ensayo de Nuccio Ordine. En él, el profesor italiano refelxiona sobre la educación y la humanidad mediante fragmentos de grandes clásicos de la literatura universal.

El CAUBU reivindica un modelo justo de graduaciones

Una de las razones de la existencia de este medio es la de reivindicar las causas que creemos justas para los estudiantes y jóvenes de la ciudad. En este caso, el máximo órgano de representación estudiantil, CAUBU, reivindica a través de las palabras de Gemma Moradillo, un modelo justo de graduaciones después de los cambios efectuados por la Universidad de Burgos en verano. Os dejamos con la explicación que nos ofrecen:

Al compás de las pisadas contra el asfalto

Haruki Murakami es uno de los autores japones más conocidos del panorama literario. Mi padre fue quien me lo descubrió cuando yo era bastante pequeña, enseñándome su maravillosa 1Q84. A principios del año pasado descubrí que el autor tenía un libro llamado De qué hablo cuando hablo de escribir, que me maravilló y me enseñó a partes igual. Este año, imitando el mismo estilo para el título –aunque el libro lo escribió antes– he leído De qué hablo cuando hablo de correr. Y sí, es otra maravilla.

De viaje soñado a pesadilla

El sueño de Virginia era ir a Disneyland pero todo se vio truncado cuando, en el Aeropuerto de París, su silla eléctrica no apareció.