Fiabilidad de Sweatcoin: ¿Te pagan por andar?

Diego García

En los últimos meses, se ha dado a conocer una popular aplicación que promete a sus usuarios cierto dinero tan solo por caminar. Ya en sus primeros días de vida pudo comprobar que, las expectativas que han creado a la hora de anunciarse a través de medios e «influencers», no era más que pura fachada para conseguir descargas.

En teoría, la App se basa en un simple algoritmo que cuenta los pasos realizados y los multiplica por una cifra (0,95 sweatcoins x 1.000 pasos). Una vez hecha la operación, transforma el resultado en «Sweatcoins» que sería el nombre de la moneda de la aplicación. Esto no garantiza que por cada moneda de dicha App vayas a ganar un dólar o un euro físico o digital siquiera.

El fallo principal y del que todo el mundo se está quejando es la suma de los pasos. La App cuenta menos pasos de los realizados, llegando a contar tan solo 24 pasos a usuarios que salieron a caminar e hicieron más de 6 kms. Al parecer, para que la aplicación cuente los pasos, el teléfono debe estar encendido y la App también. Esto conlleva un gran gasto de batería y una continua revisión del dispositivo.

A su vez, otra de las quejas más llamativas y que se ha empezado a rumorear, es que la aplicación consiste en un simple método de robo de información. Con esta App se pueden estar consiguiendo multitud de datos personales, cuentas de PayPal y otro tipo de cuentas digitales. Sí que hay que reconocer que esto último, por el momento, tan solo son rumores, pero algunos usuarios aseguran que ya lo han vivido.

Si piensas utilizar la Aplicación «Sweatcoin» te aconsejaría que te anduvieras con mucho cuidado. Revisa bien las políticas de privacidad y para qué se van a usar tus datos. Si no te atreves, camina tranquilo o tranquila, no por mucho caminar vas a ganar más.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos y noticias relacionadas

Los hombres no son islas

«Los hombres no son islas» es el nuevo ensayo de Nuccio Ordine. En él, el profesor italiano refelxiona sobre la educación y la humanidad mediante fragmentos de grandes clásicos de la literatura universal.

El CAUBU reivindica un modelo justo de graduaciones

Una de las razones de la existencia de este medio es la de reivindicar las causas que creemos justas para los estudiantes y jóvenes de la ciudad. En este caso, el máximo órgano de representación estudiantil, CAUBU, reivindica a través de las palabras de Gemma Moradillo, un modelo justo de graduaciones después de los cambios efectuados por la Universidad de Burgos en verano. Os dejamos con la explicación que nos ofrecen:

Al compás de las pisadas contra el asfalto

Haruki Murakami es uno de los autores japones más conocidos del panorama literario. Mi padre fue quien me lo descubrió cuando yo era bastante pequeña, enseñándome su maravillosa 1Q84. A principios del año pasado descubrí que el autor tenía un libro llamado De qué hablo cuando hablo de escribir, que me maravilló y me enseñó a partes igual. Este año, imitando el mismo estilo para el título –aunque el libro lo escribió antes– he leído De qué hablo cuando hablo de correr. Y sí, es otra maravilla.

De viaje soñado a pesadilla

El sueño de Virginia era ir a Disneyland pero todo se vio truncado cuando, en el Aeropuerto de París, su silla eléctrica no apareció.