JUNTOS HASTA QUE LAS REJAS NOS SEPAREN

Nada más leer la premisa supe que tendría que dejar mis deseos para otro momento, pero que acababa de encontrar mi siguiente visionado. No conocía la historia real en la que Ed Sinclair (creador) se basó para la trama, aunque se trató de un acontecimiento que ocupó los noticiarios y los periódicos de Inglaterra en 2013.

Título original: Landscapers

Año: 2021

Duración de los capítulos: 45-50 minutos

Dirección: Ed Sinclair (Creador), Will Sharpe

Guion: Ed Sinclair, Will Sharpe

Protagonistas: Olivia Colman y David Thewlis

Donde ver: HBO MAX

Olivia Colman siempre es una buena opción cuando se trata de sentarse frente a una pantalla. Si a ella le sumas a David Thewlis, a quien amantes de la fantasía y la magia conocerán por su papel de Remus Lupin en las sagas de Harry Potter, consigues el cóctel perfecto.

Llegué a esta miniserie de cuatro capítulos buscando algo corto e intenso que pudiera ver en los momentos en los que necesitara desconectar. Nada más leer la premisa supe que tendría que dejar mis deseos para otro momento, pero que acababa de encontrar mi siguiente visionado. No conocía la historia real en la que Ed Sinclair (creador) se basó para la trama, aunque se trató de un acontecimiento que ocupó los noticiarios y los periódicos de Inglaterra en 2013.

Susan y Christopher Edwards interpretados por Olivia Colman y David Thewlis

Susan y Christopher Edwards, una pareja sencilla y corriente que a primera vista podía resultar enternecedora, mantuvo en secreto el asesinato de los padres de Susan durante 15 años. Enterraron ambos cuerpos en el jardín de la casa de estos, y vaciaron sus cuentas bancarias. Después huyeron a Francia, donde gastaron todo su dinero en cuadros y posters de actores y películas clásicas.

Cada uno de los cuatro capítulos que tiene la serie es una obra de gran genialidad en sí misma. Es un hilo conductor artístico que baila entre el drama y la comedia. Una especie de ola gigante que te sumerge en un mar de ritmo fuerte y personajes llenos de una fuerza a la cual más poderosa. Susan es tierna y fiera a la vez. Christopher, calculador y sereno. Junto a ellos, el resto del elenco compone lo que convierte esta miniserie en una de las grandes favoritas de mi lista personal.

Susan y Christopher Edwards interpretados por Olivia Colman y David Thewlis

En cuanto a la dirección, no os dejéis llevar por las primeras impresiones. Nada más comenzar la serie todo resulta corriente. Plano, contraplano. Algún que otro malabarismo. Hasta que la mente de Susan comienza a divagar. Vemos todo a través de un montaje dinámico. Montajes poco estructurados que invocan la cárcel en la que se encuentran los personajes plagados de juegos de luces y color. Los efectos sonoros y la oda al cine clásico completan la parte técnica.

Además, la serie no solo cuenta el suceso que llevó a Susan y Christopher a la cárcel, si no que demuestra lo que el amor que dos personas salpicadas por las maldades de la vida pueden lograr. La actuación tanto de Olivia Colman como de David Thewlis lo expone a la perfección.

Lo mejor: para mí, el segundo capítulo. Hay que verlo para entenderlo.

Cuando ver: cuando estés preparado para entender hasta dónde puede llegar una persona por proteger a aquellos a los que ama.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos y noticias relacionadas

Los hombres no son islas

«Los hombres no son islas» es el nuevo ensayo de Nuccio Ordine. En él, el profesor italiano refelxiona sobre la educación y la humanidad mediante fragmentos de grandes clásicos de la literatura universal.

El CAUBU reivindica un modelo justo de graduaciones

Una de las razones de la existencia de este medio es la de reivindicar las causas que creemos justas para los estudiantes y jóvenes de la ciudad. En este caso, el máximo órgano de representación estudiantil, CAUBU, reivindica a través de las palabras de Gemma Moradillo, un modelo justo de graduaciones después de los cambios efectuados por la Universidad de Burgos en verano. Os dejamos con la explicación que nos ofrecen:

Al compás de las pisadas contra el asfalto

Haruki Murakami es uno de los autores japones más conocidos del panorama literario. Mi padre fue quien me lo descubrió cuando yo era bastante pequeña, enseñándome su maravillosa 1Q84. A principios del año pasado descubrí que el autor tenía un libro llamado De qué hablo cuando hablo de escribir, que me maravilló y me enseñó a partes igual. Este año, imitando el mismo estilo para el título –aunque el libro lo escribió antes– he leído De qué hablo cuando hablo de correr. Y sí, es otra maravilla.

De viaje soñado a pesadilla

El sueño de Virginia era ir a Disneyland pero todo se vio truncado cuando, en el Aeropuerto de París, su silla eléctrica no apareció.