Morir por ser princesas

[dropcap]L[/dropcap]a pesadilla de una madre comenzó hace un año cuando descubrió que sufría anorexia. La primera señal de alarma fue su repentino cambio de carácter y su desinterés por la comida. Su hija era una joven  de 14 años risueña y sociable que comenzó a mostrarse enfada e irascible. Cada vez comía menos y en solo dos meses perdió 14 kilos. Un día su madre se encontró en el baño un vómito y se confirmaron las sospechas.

Aunque su hija nunca le contaba  nada acabó por confesarle que había buscado en internet “cómo vomitar fácilmente y encontró trucos para perder kilos en unas páginas llamadas “pro-Ana” (pro anorexia) y “pro. Mía”( pro bulimia). Su madre no sabía de su existencia y cuando leyó su contenido, se indignó tanto que inició una campaña de recogida de firmas para exigir el cierre de estas webs que incitan a la anorexia y ponen en peligro la vida de los jóvenes.

En estas páginas se dan consejos a los jóvenes de como engañar a los padres para vomitar, dietas exprés competiciones para perder peso y hasta mandamientos para alcanzar el cuerpo perfecto.

A quienes  siguen las estrictas y dañinas  normas que en estos foros se publican se las conoce como “princesas”. La mayoría  son niñas de 14 y 16 años que están en una edad difícil en la que son más vulnerables a la opinión de los demás.

La madre lleva más de un año luchando contra una enfermedad que ha destrozado a su familia. Su hija estuvo 51 días en una unidad de recuperación psiquiátrica, una parte de ellos aislada, sin poder verla ni abrazarla.

PECHUGAS DE POLLO RELLENAS

san jacobo

Ingredientes ( para una persona):una pechuga, una loncha de queso flexible para fundir, una loncha de jamón serrano o de york, un huevo, pan rallado, aceite de oliva .

Abrir la pechuga en sentido longitudinal como un libro. Colocar la loncha de queso y la de jamón. Cerrar la pechuga y sujetar el borde con un palillo para que no se abra al freír. Rebozar las pechugas primero en huevo y después en pan rallado, si esta operación se repite dos veces quedará una costra más dorada y churruscante. Freírlo en el aceite no muy caliente para que no se queme el pan y quede crudo por dentro. Al sacarlo de la sartén colocarlo sobre papel absorbente para que pierda el exceso de grasa. Servir acompañada de ensalada.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos y noticias relacionadas

Los hombres no son islas

«Los hombres no son islas» es el nuevo ensayo de Nuccio Ordine. En él, el profesor italiano refelxiona sobre la educación y la humanidad mediante fragmentos de grandes clásicos de la literatura universal.

El CAUBU reivindica un modelo justo de graduaciones

Una de las razones de la existencia de este medio es la de reivindicar las causas que creemos justas para los estudiantes y jóvenes de la ciudad. En este caso, el máximo órgano de representación estudiantil, CAUBU, reivindica a través de las palabras de Gemma Moradillo, un modelo justo de graduaciones después de los cambios efectuados por la Universidad de Burgos en verano. Os dejamos con la explicación que nos ofrecen:

Al compás de las pisadas contra el asfalto

Haruki Murakami es uno de los autores japones más conocidos del panorama literario. Mi padre fue quien me lo descubrió cuando yo era bastante pequeña, enseñándome su maravillosa 1Q84. A principios del año pasado descubrí que el autor tenía un libro llamado De qué hablo cuando hablo de escribir, que me maravilló y me enseñó a partes igual. Este año, imitando el mismo estilo para el título –aunque el libro lo escribió antes– he leído De qué hablo cuando hablo de correr. Y sí, es otra maravilla.

De viaje soñado a pesadilla

El sueño de Virginia era ir a Disneyland pero todo se vio truncado cuando, en el Aeropuerto de París, su silla eléctrica no apareció.