El arroz : el rey de la cocina

[dropcap]E[/dropcap]l arroz es una herbácea anual que se recoge en los meses de septiembre y octubre y que después de un proceso de refinamiento ofrece al organismo un 18% de almidón, 7% de proteínas y 12% de agua. Además tiene calcio, potasio, magnesio, fosforo y vitaminas B1, B2. Es nutritivo y no requiere un proceso de elaboración complicado.

Tiene poderes astringentes, y está indicado para los que sufren gastritis,  y enfermedades de la piel.

Hoy varios tipos de arroces: Sin tratar y tratados.

De los primeros el  largo, originario de la India aunque también se cultiva en España sobre todo en Sevilla. Largo y estrecho, perfecto para cocinar ya que después de cocido el grano queda muy suelto y entero. Y el corto y algo redondeado cultivado en el Levante español perfecto para cocciones lentas en líquido.

De los segundos el vaporizado de color amarillento que se hincha más que los arroces sin tratar pero no se pasa. Y  el arroz instantáneo que se deshidrata después de la cocción y a la hora de prepararlo es suficiente remojarlo en agua caliente durante 12 minutos.

A partir de este sencillo ingrediente, la imaginación popular ha sido capaz de crear un múltiple y variado muestrario de platos-entre los que destaca la paella- que han traspasado fronteras  dándonos fama de expertos en arroz en todo el mundo.

Maribel Herrero Medina

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos y noticias relacionadas

Noche Blanca Burgos 2022

La Noche Blanca hace su regreso. Luces, artistas, y mucha fiesta inaugura la resurrección cultural post-pandémica de este 2022.

El futuro es suyo

Los recientes altercados hacía asociaciones de estudiantes constitucionalistas abren el debate de si realmente hay libertad de expresión en las universidades españolas.

Se necesitan ignorantes

Una plegaria por la vuelta a la curiosidad, a la exploración individual del conocimiento y, sobre todo, del abandono del falso conocimiento.