El CAUBU reivindica un modelo justo de graduaciones

Una de las razones de la existencia de este medio es la de reivindicar las causas que creemos justas para los estudiantes y jóvenes de la ciudad. En este caso, el máximo órgano de representación estudiantil, CAUBU, reivindica a través de las palabras de Gemma Moradillo, un modelo justo de graduaciones después de los cambios efectuados por la Universidad de Burgos en verano. Os dejamos con la explicación que nos ofrecen:

El pasado julio de 2022 el Consejo de Gobierno modificó el sistema de graduaciones que se llevaba a cabo en la Universidad de Burgos , mediante el cual se incorporaron grandes cambios que van a hacerse efectivos para las graduaciones del año de 2023.

Modelo anterior

En el modelo anterior se permitía la realización de uno o varios actos de graduación por Facultad. La decisión de las fechas incumbía a cada facultad atendiendo a los exámenes específicos o la costumbre de cada centro. Asimismo, cada Facultad establecía los requisitos concretos para poder asistir al acto de graduación, permitiéndose graduar, en algunas Facultades, estudiantes a los que les faltaban cierto número de créditos para finalizar sus estudios (16 créditos). Los estudiantes de cada Grado escogían a su padrino/madrina y al estudiante para dar el discurso en representación de la clase.

Sobre el proceso de decisión

Está decisión de cambiar el proceso se tomó por acuerdo entre Rectorado y los Decanatos/Dirección de Escuela sin negociación o consulta previa ni al estudiantado ni al CAUBU. Además, se aprovechó el mes de julio, siendo no es lectivo y sabiendo que los representantes de CAUBU no íbamos a estar presentes. Aún así, conseguimos que dejasen participar a un representante de CAUBU para manifestar la opinión de los estudiantes e intentar que no se aprobase la decisión. Pese a todo, se aprobó ya que el peso de los estudiantes en Consejo de Gobierno es mínimo (el representante de CAUBU solo tiene voz, no voto).

Modelo aprobado

El modelo aprobado solo contempla un único acto de Graduación para todo el conjunto de estudiantes que finalicen sus estudios en el curso académico. La duración de este acto será de una hora o dos (cuando hasta hora se dedicaban veinticuatro horas porque había varios actos en cada Facultad).

Solo podrán participar en el acto de Graduación aquellos estudiantes que hayan aprobado todos los créditos del Grado y tengan el expediente cerrado antes de la fecha de realización del acto. Esto también hace referencia a procesos de convalidación o exámenes extraordinarios, no habiendo ninguna excepción.

Por su parte, la fecha de realización del acto de graduación será durante la segunda quincena de julio, para ello se cerrarán los expedientes académicos antes.

En cuanto al lugar de celebración, se plantea con mucha probabilidad celebrarlo en el Coliseum ya que es de los pocos sitios de la ciudad de Burgos con una capacidad tan grande (aproximadamente 700 estudiantes más sus familias). Esto también genera dudas sobre si los familiares podrán acudir sin limitación de aforo.

En cuanto a la elección de padrinos/madrinas, la modificación supone que solo habrá uno que represente a toda la Universidad. Así como representante de los estudiantes, solo habrá uno y será elegido por los Decanatos/ Escuela y Rectorado de entre los diez mejores expedientes.  

Por lo tanto, el modelo aprobado impide cualquier tipo de decisión de los estudiantes en sus propios actos de graduación, les elimina como protagonistas y dificulta la participación de sus familias. Además, no se incluye a los estudiantes online en la normativa, invisibilizando a un gran porcentaje de estudiantes de la UBU. 

Las reivindicaciones del CAUBU

El CAUBU, como máximo órgano de representación estudiantil reivindica que la decisión de la normativa sobre la forma de celebrar las graduaciones se realice con el apoyo, negociación y consulta de los estudiantes.

Que se celebre al menos un acto de graduación por Facultad con la garantía de que las familias de los estudiantes puedan acudir y se celebre en las instalaciones de la Universidad. Asimismo, solicitamos que se rebaje la exigencia de requisitos académicos, que los estudiantes puedan elegir a sus representantes de clase y a sus madrinas y padrinos, teniendo uno por cada clase.

Y también, que se permita, se habilite y garantice la posibilidad de que los estudiantes de modalidad on-line puedan celebrar sus actos de graduación, ya que ahora están completamente excluidos.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos y noticias relacionadas

Los hombres no son islas

«Los hombres no son islas» es el nuevo ensayo de Nuccio Ordine. En él, el profesor italiano refelxiona sobre la educación y la humanidad mediante fragmentos de grandes clásicos de la literatura universal.

El CAUBU reivindica un modelo justo de graduaciones

Una de las razones de la existencia de este medio es la de reivindicar las causas que creemos justas para los estudiantes y jóvenes de la ciudad. En este caso, el máximo órgano de representación estudiantil, CAUBU, reivindica a través de las palabras de Gemma Moradillo, un modelo justo de graduaciones después de los cambios efectuados por la Universidad de Burgos en verano. Os dejamos con la explicación que nos ofrecen:

Al compás de las pisadas contra el asfalto

Haruki Murakami es uno de los autores japones más conocidos del panorama literario. Mi padre fue quien me lo descubrió cuando yo era bastante pequeña, enseñándome su maravillosa 1Q84. A principios del año pasado descubrí que el autor tenía un libro llamado De qué hablo cuando hablo de escribir, que me maravilló y me enseñó a partes igual. Este año, imitando el mismo estilo para el título –aunque el libro lo escribió antes– he leído De qué hablo cuando hablo de correr. Y sí, es otra maravilla.

De viaje soñado a pesadilla

El sueño de Virginia era ir a Disneyland pero todo se vio truncado cuando, en el Aeropuerto de París, su silla eléctrica no apareció.