Y la lechuga ganó a Liz Truss

Desde el Brexit, el Reino Unido ha perdido el norte. Liz Truss es sólo el síntoma de la desorientación de todo un país.

El Reino Unido no encuentra su camino desde el Brexit, y esto se ve en su creciente inestabilidad política, cuya última víctima es Liz Truss, que ayer dimitía como Primera Ministra pulverizando el récord del mandato más breve, de 1812: sólo ha estado en el cargo 44 días, apenas le dio tiempo a instalarse en Downing Street. Hay incluso quien habla de una italianización de la política británica, así The Economist traía en su portada: “Welcome to Britaly”, algo que ha generado bastante polémica, por cierto.

Desde el referéndum para la salida del club comunitario, Gran Bretaña ha tenido 4 primeros ministros, David Cameron, Theresa May, Boris Johnson y Liz Truss,  todos conservadores; el independentismo ha crecido notablemente en Escocia, Irlanda del Norte, Gales e incluso el Norte de Inglaterra; el populismo se ha apoderado del debate, véase Jeremy Corbin, Johnson o la misma Truss; la anunciada nueva Global Brittain y la restauración del poder internacional británico a través de la Commonwealth, de la cual varios países intetan escindirse, es un fracaso; la deficiente gestión de la pandemia dejó miles de muertos evitables; la situación en Irlanda del Norte vuelve a ser muy tensa, los Acuerdos de Viernes Santo podrían estar en peligro por el cierre de la frontera; y por último, la economía se resiente con miles de millones en fugas de capital e inversiones de la City a Ámsterdam, Frankfurt o Dublin. Solo se pueden nombrar quizá dos éxitos, la vacunación y el apoyo militar a Ucrania.

El último intento por reconducir el perdido rumbo del país, tras la dimisión de Boris Johnson por saltarse su propias normas anticovid, fue Elizabeth Truss. La exsecretaria de exteriores se presentó como la nueva Margaret Tachter prometiendo generalizadas y grandes bajadas de impuestos. Ganó las primarias conservadoras contra el moderado Rishi Sunak y, una vez en Downing Street y pasado el luto por la muerte de la Reina Isabel II, puso en marcha su plan. Así, el 23 de septiembre el ministro de economía Akwasi Kwarteng presentó el plan económico del gobierno, conocido como Mini-Budget, para reforzar el crecimiento económico a través del recorte de impuestos masivo y el aumento de la deuda, el recorte ascendía a los 161 mil millones de libras en 5 años. Esta brutal disminución en los ingresos del Estado junto a las subidas de los tipos de interés provocó la desconfianza de los mercados haciendo que la libra se desplomara a mínimos históricos respecto al dólar, rozando la paridad, que el FMI advirtiera sobre los peligros del aumento de la desigualdad y que agencias de calificación de deuda pusieran en duda la estabilidad financiera del Reino Unido. Todo esto fue harto malo, pues la presión interna, externa e internacional obligaron a Liz Truss a cesar a su ministro de economía y retirar el plan. Sin embargo, la credibilidad de la primera ministra ya se había hundido.

En estos momentos la distancia de la que el Partido Laborista disfruta respecto del Partido Conservador en las encuestas alcanza el 30%, lo que podría hacer que los de centro derecha, con alrededor de 20 escaños, quedaran, por primera vez, terceros en el parlamento tras el Partido Nacional Escocés, mientras que los de centro izquierda rondarían los 400 diputados. La situación es, como ven, desesperada para los conservadores, que han optado de nuevo por autodecapitarse y cesar a su líder. Parece que, finalmente, esa lechuga que el periódico sensacionalista StarDaily colocó en un directo de YouTube para ver si duraba más que la Primera Ministra, le ha sobrevivido a Elizabeth Truss. Este es el link del stream, todavía activo y que ayer vivió una auténtica fiesta tras la dimisión de la dirigente: https://www.youtube.com/watch?v=Sm-RE95lKJ0 .

Qué pasará ahora es la gran pregunta. Parece que nuevas elecciones están descartadas debido a la situación actual conservadora, sería un suicidio. Solo queda entonces buscar un nuevo Primer Ministro y líder para el Partido que acabe la legislatura. Los favoritos según las encuestas parecen ser Rishi Sunak, Jeremy Hunt o Penny Mourdant, pero el mas querido, el preferido es…. Boris Johnson.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos y noticias relacionadas

Los hombres no son islas

«Los hombres no son islas» es el nuevo ensayo de Nuccio Ordine. En él, el profesor italiano refelxiona sobre la educación y la humanidad mediante fragmentos de grandes clásicos de la literatura universal.

El CAUBU reivindica un modelo justo de graduaciones

Una de las razones de la existencia de este medio es la de reivindicar las causas que creemos justas para los estudiantes y jóvenes de la ciudad. En este caso, el máximo órgano de representación estudiantil, CAUBU, reivindica a través de las palabras de Gemma Moradillo, un modelo justo de graduaciones después de los cambios efectuados por la Universidad de Burgos en verano. Os dejamos con la explicación que nos ofrecen:

Al compás de las pisadas contra el asfalto

Haruki Murakami es uno de los autores japones más conocidos del panorama literario. Mi padre fue quien me lo descubrió cuando yo era bastante pequeña, enseñándome su maravillosa 1Q84. A principios del año pasado descubrí que el autor tenía un libro llamado De qué hablo cuando hablo de escribir, que me maravilló y me enseñó a partes igual. Este año, imitando el mismo estilo para el título –aunque el libro lo escribió antes– he leído De qué hablo cuando hablo de correr. Y sí, es otra maravilla.

De viaje soñado a pesadilla

El sueño de Virginia era ir a Disneyland pero todo se vio truncado cuando, en el Aeropuerto de París, su silla eléctrica no apareció.